Emprendedor del año: Luis “el Gordo” Valor

Luis "El Gordo" Valor: puro empuje entrepeneur

La decisión no fue facil. Argentina, se sabe, es un país generoso en emprendorismo. Pero luego de analizarlo sesudamente, nos dimos cuenta de que poca gente reunía la energía y los valores empresariales de Luis (para los amigos y compañeros de celda “El gordo”) Valor.

Su trayectoría, convengamos, no llega a los niveles visionarios de un Steve Jobs, pero como el mismo Jobs decía: “real artists, ship” o en este caso, “real artists, get”. Luis Valor ha manejado  infinidad de start-ups con una metodología lean, gerenciando equipos donde ha sabido delegar en verdaderos líderes, como Hugo “La Garza” Sosa. En definitiva: más de 20 asaltos a bancos y camiones blindados prueban la solidez de su modelo y el éxito de su visión.

Convengamos que todo lo dicho suena, cuando menos, feo.

Tomás Escobar, lider de Cuevana. Foto: Eugenio Mazzinghi

Tan feo como la nota que la Revista Rolling Stone hizo a Tomás Escobar, el fundador de Cuevana. “La historia detrás de Cuevana”, se llama. Y atención que no es la primera. Ya antes habían hecho otra titulada: “Cuevana, el gran invento argentino”. Pero como si esto fuera poco, en agosto de este año algún paparulo de la Fundación Endeavor decidió convocar a los de Cuevana como speaker de las “Endeavor Talks” . Copio textual del sitio: “Endeavor Talks, un formato innovador de charlas inspiradoras a cargo de prominentes líderes empresarios, reconocidos emprendedores y referentes sociales, que intentarán inspirar a través de sus historias y experiencias personales”.

Si Cuevana, un grupo de personas que lucran robando explicitamente contenidos que no les pertenecen (y no hablo del que comparte, sino de ganar dinero hecho y derecho en un modelo de venta de publicidad) resulta que son gente que son “reconocidos emprendedores y referentes sociales, que intentarán inspirar a través de sus historias y experiencias personales” tenemos suerte de que no hayan convocado a una persona que conozco que está revolucionando el modelo de venta retail a través de experiencias personalizadas de consumo y client management ultra personalizado. O dicho de otra manera: es un vendedor de Paco en la 1-11-14.

En pocas palabras: Cuevana no es emprendorismo de igual manera que no es emprendedor el mantero que vende copias truchas de DVD’s en la Avda. Santa Fe. Y me pone de muy, pero de muy mal humor que -como sociedad- no lo veamos así.

El futuro -y eventualmente la ley- decidirá que pasará con Tomás Escobar, Cuevana y los delitos que comete.

Pero por favor, no aplaudamos la avivada.

Posted in Berrinches | 2 Comments

2 Responses to Emprendedor del año: Luis “el Gordo” Valor

  1. santiago says:

    100% de acuerdo con vos Ramiro. No podemos aplaudir ni destacar a un negocio que se basa en robar propiedad intelectual.

    Puedo entender las razones por las cuales alguien use servicios gratuitos como estos en privado (aunque no las comparta), pero definitivamente no entiendo a los emprendedores y referentes de nuestra industria que lo celebran y aplauden en redes sociales, y menos a los medios que lo tratan eufemistica y candidamente como un emprendimiento notable y “flojo de papeles”…

    Despues le reclamamos a los gobiernos marco juridico confiable…

  2. Me quedó viejo el post, pero no pierde valor. Hay un win-win gestándose entre Valor y Escobar, que será comentado en alguna promisoria charla TED sucursal Villa Crespo.

    Además, eso de “Agregar valor poniendo la interfaz” es más o menos como atribuirle a Enrique el gol de Maradona a los ingleses, por haberlo “asistido” en la mitad de la cancha.

    En fin, todo desembocará en un chamuyo con el IncaTV? Abrazo,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

Ventolin