SXSW Interactive 2013 – día 5 y final

El último día. Por un lado, uno está contento de volver a casa, pero por otro, la sensación de vacío que te queda es similar a la de cuando se acaban las vacaciones o una pareja se va de viaje sin fecha de regreso. No querés que llegue el final. No te gusta nada la idea de quedarte sin esa dosis diaria de inspiración, de inteligencia, de ver a gente que -como vos- está interesada en todo lo digital, en posibilidades y no en trabas.

Pero se acaba.

Y así fue el último día.

Primera charla: A Manhattan Project of the Mind (or Brain Wars)

Muy interesante. La dirigía Sharon Weinberger, que es columnista de BBC.com en la sección /Future e historiadora de DARPA, la “Defense Advanced Research Projects Agency”. O si se quiere decir de otro modo, la “Agencia Que Hace Cosas Muy Locas Con Aplicaciones Militares y Que Después Estan Buenísimas Como El GPS o Internet”.

Contaba Weinberger que uno de los síntomas de locuras más comunes es que los pacientes sienten que “desde afuera” les implantan pensamientos. Ya sean extraterrestres, el hijo de Sam o la CIA, es común que gente a la que le patina vaya yendo por la vida con gorrito hechos de papel aluminio para “bloquear” las señales.

Resulta que TAN locos, no estaban.

Siempre se intentó controlar la mente de manera externa. O al menos, ese fue el sueño del Pentágono. Y se gastaron millones de dólares en ese sueño. Resultó muy simpática una anécdota: en plena guerra fría, los norteamericanos se dan cuenta de que su embajada en Moscú estaba siendo bañada por microondas. Rapidamente pensaron que era un programa de los soviéticos para “leer” las mentes de los diplomáticos, por los que el Pentágono empezó a desarrollar su propio programa de lectura de la mente a través de microondas.

La guerra fría terminada, miles de millones de dolares después, se supo que los rusos sólo querían activar unos micrófonos que habían puesto en las paredes, por lo que el programa de los Estados Unidos fue un gastadero de dinero de proporciones gigantescas. Me imagino a más de un gordo soviético en una oficina de la KGB, diciéndole a un colega: “¿Me podés creer la que están haciendo los yankis, tovarich? Resulta que…”.

Más allá de la ciencia ficción, los únicos avances que hubo fueron en lo que se conoce como neuroprótesis (una prótesis controlada por el cerebro), pero poco se avanzó en lo que Weinberger se refirió muy cancheramente como “aug-cog” (Augmented Cognition). Es decir, tener de alguna manera un sub-cerebro externo que lo maneje una computadora.

Muy interesante, comentó una avance de justo unos días antes. Y si bien el Papa es argentino, los avances más grande de neurociencia son brasileños. Miguel Nicolelis nació en San Pablo, donde obtuvo su título en medicina con un PhD en neurofisiología y actualmente es profesor de la cátedra Anne W. Deane  y codirector del Centro Universitario de Neuroingeniería de la Universidad de Duke. Vocé abusó, digamos.

Hace unos días nada más, publicaron un paper sobre cómo se le había entrenado a una rata en Brasil y a través de una interface cerebro-cerebro, otra rata en Estados Unidos “sabía” lo que la otra había aprendido. Para que quede más claro, vean el video acá abajo:

Una rata aprende y la otra sabe. No es The Matrix con Neo diciendo “I know Kung Fu”, pero -en mi opinión- se le acerca bastante.

Otro experimento interesante es uno que lleva adelante el departamento de Homeland Security de los Estados Unidos. La idea es, a través de una serie de sensores, percibir lo que ellos llaman “mailintent”, es decir, la intención de cometer un crimen ANTES de que se cometa. ¿Se acuerdan de los pre-cogs de Minority Report?

Ven el video y temblemos juntos.

Buena charla. Alto nivel de nerditud (como me gusta) e interesante. Y el día recién empezaba.

 

Segunda charla: Esther Dyson, Release 0.9

Escuchar a Esther Dyson es como escuchar al Papa. Eso es: Dyson es la papisa de Sillicon Valley. Dejenme que les cuente: la señora Dyson invierte poco dinero en companías que recién empiezan. Por eso es es que sólo invirtió en Evernote (de donde fue directora), Facebook, LinkedIn, Square, Technorati, del.icio.us (comprada por Yahoo!), Flickr (también comprada por Yahoo!), Medstory (comprada por Microsoft), y actualmente es parte del board de 23andMe, entre otras cosas. Digamos, que para decirlo fácil, alguna idea tiene.

Dos cosas rescato de la charla que me parecieron interesantes. Como inversora, más arriba acabo de nombrar la lista de los éxitos, pero ha tenido tantas churras como merinas. Por eso cuando dijo: “Nunca te creas que hiciste nada para merecer tu mala suerte o tu buena suerte”, me pareció interesante. Una especie de VC Zen que -estoy seguro- no debe abundar.

La segunda cosa que me llamó la atención (en la foto apenas se nota y no encontré ninguna en donde se viera mejor), pero Dyson estaba utilizando una pulsera Nike Fuel, un clip FitBit y un reloj pulsera de Basis (si no se los había dicho antes, les cuento que me muero de ganas de tener este último).  Ah, otro detalle: Dyson es inversora en Basis.

¿Por qué tantos sistemas de medición? Supongo que un poco para conocer el mercado, supongo que otro poco para analizar a la competencia de su inversión y otro poco por obse, nomás. Pero me parece muy interesante la tendencia del quatified self. Y Dyson está concentrada en el tema salud primordialmente.

En varios momentos de la charla, pensé que Daniel Nofal, de Wikilife y Santiago Troncar, de SaludMovil.net hubieran disfrutado mucho el haber estado ahí.

 

Tercera charla: Peter Thiel: You Are Not A Lottery Ticket

Nunca había escuchado la expresión “PayPal Maffia” hasta unos minutos antes de esta presentación. Parece ser que todos los fundadores de PayPal, luego de vendérsela a eBay por 1.500 millones de dólares, siguieron haciendo cosas y no les fue nada mal. Se ayudan entre ellos, son amigos y son exitosos. Peter Thiel es el “don”, pero los miembros incluyen algunos “bebés” como Elon Musk, de SpaceX y Tesla Motors; David Sacks, de Yammer; Steve Chen, Jawed Karim y el diseñador de PayPal, Chad Hurley que fundaron YouTube; Russel Simmons, uno de los primeros ingenieros y Jeremy Stoppelman, que era el VP de Tecnología fundaron Yelp, Inc.; Reid Hoffman que era EVP fundó LinkedIn y el director de marketing era nada menos que Dave McClure, de 500 Startups. ¿Se dan cuenta? ¡¡Todos juntos bajo el mismo techo!! Me gustaría saber si alguno de mis grupos de amigos se va a transformar en algo así. Me viene a la cabeza la Kansas Mafia o Galan Mafia. Capaz que me toca 🙂

Thiel hizo una charla muy interesante donde planteaba el análisis del futuro en 4 ejes: optimista, pesimista, determinado e indeterminado. Y fue demostrando como, a lo largo de la historia, naciones y personas ponía el acento en diferentes cuadrantes según los momentos que se vivían.

Un contraste interesante con Dyson (y tal vez para sacudirse de encima el mote de PayPal Mafia = todos suertudos) al comienzo de la charla habló de este slide:

A la izquierda: “Soy un gran creyente en la suerte. Y descubro que cuando más duro trabajo, más suerte tengo”, Thomas Jefferson. A la derecha: “Cuanto más duro trabajo, más suerte tengo”, Samuel Goldwyn.

¿Qué contraste, no? La suerte es aleatoria vs. la suerte la hace uno mismo. Ambos millonarios, ambos exitosos. ¿Quién tendrá razón?

 

Cuarta charla y cierre: Bruce Sterling closing remarks

¿Qué puede decir de Sterling? Visionario, futurólogo, escritor de ciencia ficción, creador del Dead Media Project (uno de mis grandes placeres a la hora del browsing dominguero)… es lo que en lunfardo argentino llamaríamos un “grosso”: un grande.

¿De qué habló? Tal vez sea más facil decir de que no hablo. No habló de dejar las cosas como están, no habló de no avanzar sabiendo que se destruye, no habló de no obsesionarse con lo nuevo por lo nuevo en sí mismo, no habló del pasado, no habló del futuro y jamás dijo que nada debe cambiar para que nada cambie.

El estilo medio rebuscado del parrafo anterior es un intento modesto y mediocre de imitar su forma de hablar, su mordacidad y su onda.

Siempre que escucho a Sterling, se me vuela la peluca. Y el cierre de SXSW Interactive 2013, no fue una excepción.

Y esto fue todo, amigos. Habrá otro post con las misceláneas de SXSW, la sumatoria de curiosidades y datos que pueden servirle a aquellos que quieran ir en el 2014. Yo voy. Ojalá nos veamos allí.

 

 

Posted in Personales | Leave a comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

Ventolin